martes, 11 de octubre de 2011

LOS ARROYOS Y LOS RÍOS



LOS ARROYOS Y LOS RÍOS.





1- El suelo ondulado favorece la formación de una cantidad innumerable de corrientes de agua.

2- Las aguas de lluvia, al precipitarse por las laderas, van a reunirse a las partes profundas de los valles, por donde corren hasta juntarse en un arroyo.

3- Los arroyos, a su vez, echan sus aguas en corrientes mayores que se llaman ríos.

4- El suelo de la República está regado en todas direcciones por arroyos y ríos.

5- Casi todos los arroyos y los ríos del Uruguay son sumamente pintorescos.

6- Los árboles, que crecen en las cuchillas nada más que cuando los planta el hombre, a no ser el ombú solitario, se agrupan naturalmente en espesos montes en las márgenes de estas corrientes de agua.

7- Podemos adivinar, desde lo alto de una cuchilla, aunque no veamos el agua, la existencia de un río o arroyo, por la línea sinuosa de la arboleda que indica su curso.

8- Estos árboles se llaman aborígenes o nativos, y muchos de ellos se nombran todavía como los indios los nombraban: timbó, jacarandá, tala, ombú, viraró, sarandí, arrayán, urunday.

9- En estos árboles, millares de pájaros libres hacen sus nidos y llenan el monte de armoniosos trinos: benteveos, zorzales, calandrias, cardenales, chingolos, horneros, pirinchos, carpinteros.

10- Pero no sólo dan belleza estas aguas, sino fertilidad a la tierra y alimento al hombre y a los animales que pueblan nuestras cuchillas.





Texto: Humberto Zarrilli - Roberto Abadie Soriano
Ilustraciones: Santos Martínez Koch
Agradecimientos :Familia Abadie; Sr.Mario Copetti








No hay comentarios:

Publicar un comentario